Archivo por meses: septiembre 2015

Prácticas profesionales para la enseñanza del inglés (I)

Estas semanas estoy realizando el curso “Professional practices for English language teaching”, impartido por el British Council, y me gustaría compartir con vosotros algunas de las recomendaciones que nos han hecho para mejorar nuestra práctica como profesores de lengua extranjera.

Una de las palabras que más hemos escuchado durante la primera semana del curso es rapport, un préstamo del francés que viene a significar “entendimiento” o “buena relación”. Según el British Council, el rapport es la base de la motivación de nuestros estudiantes y se fundamenta en cuatro principios:

1) Escoge tu actitud: debes ser amable pero profesional y mostrarles a tus alumnos que esperas que trabajen duro pero que el trabajo puede ser divertido.

2) Usa nombres propios: usar nombres propios refleja que ves a los alumnos como individuos y permite establecer lazos entre vosotros.

3) Escucha: escucha activamente a tus alumnos y evita repeticiones innecesarias. Muestra respeto y sé justo.

4) Evita corregir en exceso: corregir a tus alumnos cada vez que hablan puede dañar su confianza y reducir el rapport. Corrige con medida, haz críticas constructivas y alaba a tus alumnos cuando consigan logros.

5) Trabaja tu lenguaje corporal: cuida tu voz y utiliza un lenguaje corporal que muestre tu confianza, incluso cuando no la tienes. Mantente al frente de la clase y evita esconderte detrás del escritorio.

 

Otras de las cosas que hemos aprendido esta semana es cómo conseguir que los alumnos hablen en clase, entre las que destaco:

1) Escoge el tema adecuado: para ello es necesario que conozcas los intereses y gustos de tus alumnos, algo que también es esencial para construir el rapport entre profesor y alumno.

2) Sé específico: intenta que los speakings tengan un objetivo claro, como “descubre 5 cosas que tengas en común con tu compañero” y evita actividades inespecíficas del tipo “hablad sobre cosas que os gusten”.

3) Ofrece ayuda y tiempo de preparación: a menudo el problema ante la falta de participación de los alumnos es que los alumnos no están listos para hablar. Asegúrate de que les ofreces las herramientas necesarias para participar en la actividad.

4) Fomenta las actividades en grupo: las actividades en parejas o en grupo permiten una mayor participación y fomentan la motivación de los alumnos.

5) Ofrece un objetivo claro: las actividades en las que los alumnos tienen que intercambiar información para completar una actividad ofrecen una verdadera razón para hablar y participar en clase.

Y vosotros, ¿qué técnicas utilizáis para promover el rapport en clase y conseguir una mayor participación en los speakings?

Las peculiaridades de la traducción web

Dada la falta de bibliografía sobre el tema, a excepción de algunos títulos como Traduire pour le web, actas de dos seminarios editadas por Daniel Gouadec, quiero compartir con vosotros algunas de las especificaciones de una de mis especialidades, la traducción web.

Debido a que el tipo de lectura en pantalla es muy diferente a la de papel —la lectura en pantalla se basa en el escaneo de los textos en la búsqueda de la información deseada—, los textos web se caracterizan por el uso de párrafos individuales y por su brevedad. Además, la elección del léxico adecuado es primordial para el posicionamiento de las páginas web en los buscadores y para mejorar la usabilidad de la web.

Debemos tener en cuenta también que los visitantes permanecen en las webs una media de dos minutos, tiempo que tenemos para ofrecerles la información más relevante de la forma más directa posible.

Todas estas características afectan directamente a la traducción de este tipo de textos, muy diferente de la traducción de textos legislativos, que requieren del uso de una extrema precisión y concordancia entre las diferentes versiones. Los retos de la traducción y redacción web están relacionados con la legibilidad, brevedad y comprensión intercultural. Podemos resumir algunas de las consideraciones a tener en cuenta en la traducción web en:

  • Acercarse a los textos desde una perspectiva tradicional o funcional: mientras en la traducción literaria se valora la creatividad, en la traducción web es esencial analizar el papel y posición de cada elemento en la página web o incluso la posición de cada página en la web global, con lo que la creatividad queda en un segundo plano.
  • Situar las palabras importantes al principio de la frase, especialmente en los metatítulos y metadescripciones: las exigencias del SEO hacen que en la traducción web no haya lugar para los incisos nominales antepuestos al nombre al que se refieren o las locuciones adverbiales al inicio de frase.
  • Ser capaz de afrontarse a la variedad: la traducción web incluye una amplia variedad de textos que variarán en función del cliente para el que trabajemos (textos sobre turismo, arte, literatura, derecho…). Por ello, en muchos casos será necesaria una investigación previa y la preparación de un pequeño glosario sobre la temática en cuestión.
  • Terminología: también debido a las exigencias del SEO y a la necesidad de ofrecer textos actualizados, la traducción web requiere del uso de una terminología actual basada en las tendencias web. Para ello contamos con herramientas como Google Trends, que nos permite comprobar y comparar la tendencia de diferentes palabras clave.
  • Análisis del receptor: por último, y como ocurre con el resto de tipos de traducción, la traducción web también exige un estudio minucioso del receptor de los textos y un estilo cuidado adaptado al diseño web, a los usuarios, tipo de producto en venta, etc.