Archivo por meses: noviembre 2015

¿Cómo me especializo en el campo de la traducción?

El campo de la traducción profesional se está diversificando año tras año: se potencia la investigación en esta disciplina y en sus diferentes especialidades, nacen nuevos sectores que demandan los servicios de traductores profesionales y se ofrecen nuevos tipos de formación. Todo ello hace necesaria, como ya se ha dicho en varias ocasiones en las redes, una mayor especialización por parte de los traductores. Yo hoy quiero hablaros de las diferentes formas de especializarse en el campo de la traducción.

Como ya comenté en el artículo “Consejos para filólogos que optan por la traducción“, de la misma forma que no hay una sola vía para formarse en traducción, tampoco existe una única forma de especializarse:

Una licenciatura o grado en una disciplina diferente a la de traducción nos ofrece muchos conocimientos y un amplio abanico de herramientas para traducir en sectores especializados. Las opciones son infinitas: doble titulación de grado en traducción e interpretación y en derecho para la traducción de textos jurídicos, grado en traducción y grado en ingeniería para la traducción de textos técnicos, de traducción y filología para la traducción literaria…

Por otra parte, la oferta en másters de traducción es cada vez más amplia. Aunque al igual que la opción de estudiar un segundo grado es una de las opciones menos económicas, siempre podemos solicitar una beca o buscar formas alternativas de financiación. Existe una gran variedad de másters de traducción online y presenciales: máster en traducción audiovisual, máster en traducción especializada, máster en traducción literaria… En este caso yo opté por el Máster en Investigación en Traducción e Interpretación de la Universidad Jaime I, ya que me ofrecía una formación teórica amplia en diferentes especialidades de la traducción (abarca la traducción literaria, médica, audiovisual, jurídica e interpretación) y me permitía especializarme con un trabajo final de máster de mi elección (yo opté por mi especialización, la traducción turística).

Otra de las opciones disponible para traductores son los cursos MOOC (Massive Online Open Courses), cursos gratuitos impartidos por distintas universidades nacionales e internacionales que nos permiten especializarnos en cualquier campo. Si todavía no conocéis este tipo de cursos, os recomiendo la lectura del artículo “Miríada X, una gran plataforma de cursos online tipo MOOC en español“, en el que Pablo Muñoz Sánchez presenta una de las últimas novedades en plataformas MOOC. Yo personalmente también os recomiendo la plataforma Future Learn, que ofrece una selección de cursos en inglés desde diferentes universidades e instituciones culturales de todo el mundo.

Especialmente útiles para los recién licenciados, las prácticas profesionales son ideales para especializarse en el caso de que no se tenga una experiencia profesional previa. Son muchas las instituciones y empresas privadas que ofrecen períodos de prácticas laborales a recién licenciados, aunque suelen estar destinadas exclusivamente a los licenciados en traducción y no en filologías: el Parlamento Europeo, la Comisión Europea, comisarías provinciales de la Policía Nacional, etc.

Por último y no menos importante, otra forma de especializarse es la misma experiencia profesional en un campo de la traducción. Sin duda la experiencia es una de las cosas que más suelen valorar los clientes en nuestro CV, y no es para menos: los años de traducción en un sector determinado nos permiten poner en práctica todos nuestros conocimientos, realizar glosarios especializados, cometer errores y solucionarlos, pero sobre todo, leer una gran cantidad de textos del área en la que nos queremos especializar, tanto en la lengua origen como en la lengua meta.

 

Y vosotros, ¿en qué tipo de traducción estáis especializados? ¿Cómo os habéis especializado? ¿Conocéis otras formas de especializarse en traducción?