Archivo de la etiqueta: traductor literario

Lo que me han enseñado las empresas de traducción

Dos años como gestora de proyectos de traducción en la empresa Contenido SEO y cuatro años como traductora autónoma especializada en traducción turístico-gastronómica, médica y literaria me han enseñado muchas cosas que he intentado incorporar de la mejor manera posible en mi empresa de traducción en Palma de Mallorca. Cosas positivas que caracterizan a una empresa de traducción de calidad y con experiencia, y desgraciadamente cosas negativas que siempre intento evitar durante el trato con los clientes y el equipo de colaboradores.

A pesar de que cada vez es más complicado encontrar empresas de traducción que cumplan con esta premisa, una de las normas de Traduseo es tener los pagos al día con los proveedores. Como traductora, para mí es fundamental respetar siempre las fechas de entrega de los proyectos, pues la puntualidad es esencial para mantener y conseguir más clientes en el mundo de la traducción. De la misma forma, como directora de una empresa de traducción, efectúo los pagos a los proveedores con máxima puntualidad. Esto nos garantiza una relación inmejorable con nuestros traductores, que trabajan satisfechos y probablemente recomendarán nuestros servicios a clientes potenciales.

En la misma línea, hay dos elementos que también favorecen la relación entre empresa de traducción y traductores. Por una parte, es importante ofrecer la máxima información posible sobre los proyectos de traducción: fecha de entrega, terminología, origen del cliente, lugar donde se va a incluir la traducción, etc. Aunque es cierto que en este caso dependemos totalmente de nuestros clientes, debemos esforzarnos para obtener la máxima información posible para facilitar el trabajo a nuestros traductores y así ofrecer un mejor servicio. Por otra parte, aunque parezca básico, no son todas las empresas de traducción las que respetan esta norma: confirmar recepción y dar las gracias. Cuando un traductor nos envía un proyecto finalizado, y dado que hoy en día todas las transacciones y comunicaciones se hacen online, es importante confirmar la recepción del documento al traductor y siempre darle las gracias por el servicio ofrecido. De esta forma se evitan futuros posibles problemas de pérdida de documentos y, de nuevo, se garantiza la satisfacción de nuestro equipo de traductores.

Por último, y aunque no sea de vital importancia, hay un paso en el proceso de comunicación con nuestros clientes que, de cumplirlo, nos convertirá en una agencia de traducción completa y eficiente. Es común que muchos clientes necesiten otros servicios relacionados con la traducción, como pueden ser la redacción de contenidos, gestión de redes sociales, servicios SEO para webs, servicios de interpretación, gestión de blogs, etc. En Traduseo ofrecemos un servicio integral, lo que supone que cuando no podemos ofrecer el servicio solicitado internamente, contactamos con profesionales del sector con los que trabajamos habitualmente, facilitando las transacciones a nuestros clientes y actuando de intermediarios.

Aunque sigo aprendiendo a diario tanto como traductora autónoma como directora de Traduseo, creo que seguir estas premisas ha convertido a Traduseo en una buena empresa de traducción en la que mis clientes, afortunadamente cada vez más, confían, y con la que mi equipo de traductores y colaboradores disfruta de trabajar. Desde aquí, les doy de nuevo las gracias a todos ellos. Todos vosotros hacéis Traduseo.

 

La importancia de la lectura para el traductor

Hacía un tiempo que había tenido que dejar la lectura novelesca en segundo plano debido a que estaba ampliando mi formación como traductora y redactora freelance, tiempo en el que compensaba esa falta de lectura literaria con la lectura de una amplia variedad de material académico. Tras acabar mis estudios de máster, he podido recuperar esta actividad,  volver a sentir todo aquello que uno siente cuando se acuesta en el sofá con un libro nuevo y recordar la importancia que tiene la lectura para todo traductor.

Para mí, la lectura es  lo que el entrenamiento diario para un deportista profesional. De ella aprendemos nuevas expresiones, nuevas palabras que facilitarán los retos que supongan nuestras futuras traducciones, así como la fluidez y coherencia del lenguaje literario.

Lectura para el traductor

Muchos creen, sin embargo, que la lectura es importante para los traductores literarios, pero no tanto para traductores de otras especialidades como la traducción médica, márketing o audiovisual. Dejando de lado que cada una de estas especialidades dispone de sus propios recursos para mejorar la traducción (las películas originales y subtituladas para los traductores audiovisuales, los recetarios y libros de cocina para los traductores gastronómicos, etc), la literatura no solo nos permite mejorar nuestras técnicas de traducción, sino que nos enriquece sobremanera.

Debemos recordar que un traductor no es solo alguien que analiza un texto y lo reescribe en otra lengua, sino que en este proceso entran en juego muchas variables que el profesional deberá ir aprendiendo a lo largo de su formación y carrera: la localización de contenidos, la adaptación, las implicaciones culturales de ciertas traducciones, etc. En el proceso de creación  y traducción de una novela confluyen muchas de estas variables, algunas observables durante el proceso de lectura.

La lectura literaria

Recuerdo que en una de mis últimas lecturas, Muerte y juicio de Donna León, observé que la traductora Ana Mª de la Fuente optó por no traducir algunas palabras del original como signora o questura, lo que a mi parecer le otorga un matiz importante a la novela, ya que nos ayuda a localizarla en Tarvisio y en otras zonas del norte de Italia y nos muestra aspectos culturales de este país. Estos elementos de la novela de Donna León no solo me ayudarán en futuras traducciones literarias, sino también en la traducción de elementos culturales en las traducciones gastronómicas o web.

Si todavía no habéis encontrado ese libro que os haga descubrir los placeres de la lectura, os invito a seguir intentándolo, porque hay muchos géneros, autores y estilos disponibles en el mercado, desde la novela policíaca o la romántica hasta la erótica o la de aventuras. Todos tenemos un libro que lleva escrito nuestro nombre.